La mejor máquina del mercado. (II)

Vamos a definir la mejor máquina del mercado como empresarios que somos todos aquí. La mejor máquina es la que nos ofrezca la mayor rentabilidad a lo largo de su vida útil. Punto.

Para conseguir esa rentabilidad, es cierto que entran en juego conceptos como calidad, fiabilidad, economía de adquisición y de uso, atracción sobre los clientes usuarios, etc…

Pero estamos hablando de la mejor máquina del MERCADO. ¿De qué mercado? Del TUYO.

Son fascinantes los vendedores que se lían la manta a la cabeza y centran únicamente la venta en la maquinaria, olvidándose completamente de las necesidades del cliente, que va a jugarse un montón de capital, seguramente pidiendo un crédito al banco. Los presupuestos iniciales, aproximados, únicamente sirven para que el cliente centre de algún modo la inversión que tiene que hacer. Un presupuesto de verdad debe nacer de un análisis detenido de varios factores: El perfil del cliente, sus expectativas, el espacio y el tiempo del que dispone, el mercado potencial, la competencia…

Sin haber analizado todo esto, ¿cómo sabes que te están vendiendo lo que necesitas? ¿Realmente se están preocupando por ti, por tu viabilidad, por tu futuro?

Por suerte o por desgracia, lo cierto es que hay muchos centros de lavado instalados ya, así que si quieres tener éxito, de algún modo necesitas crear una diferencia con lo que ya existe y a veces no es necesario montar el lavadero de coches más caro de la ciudad, a veces basta con prestar un buen servicio, a veces con instalar máquinas que no existen todavía en tu localidad, a veces el éxito está en centrarse en empresas, a veces en particulares… a veces en una cosa, a veces en otra, por eso siempre hay que analizar el mercado.

Hacer un presupuesto a petición del cliente cuesta minutos o segundos, según cómo de automatizado esté el proceso, saber qué instalar y cómo poner en marcha tu negocio de lavado de coches son muchas horas de trabajo que se deberían apoyar en años de experiencia en este negocio, ése es el verdadero valor que esconde un presupuesto bien hecho.

Cada semana te cuento cosas del negocio de lavado de coches, hasta pronto!