Hablemos de dinero. Recuperando la inversión.

Es una de las preguntas clave de cualquier inversión: ¿en cuánto tiempo voy a recuperarla?

La respuesta a esta pregunta nos dirá no sólo si estamos ante un negocio adecuado para nuestro perfil, sino también qué tipo de financiación se ajusta más a la inversión que pensamos hacer.

Lo cierto es que me encuentro perfiles muy diversos, que enfocan este negocio de formas muy diferentes en función a sus circunstancias.

Estos son los casos más habituales y mi opinión de cada uno de ellos:

Propietarios del terreno, en el que se encuentra implantado otro negocio desde hace años y que buscan un complemento, son por ejemplo talleres, gasolineras, etc… Este es el caso tal vez en el que cabe ser menos exigente con el plazo de retorno, ya que se realiza en terreno propio y los ingresos vendrán a sumar unos ya existentes. Un plazo de retorno de de hasta 7 años para mí sería aceptable en este caso.

Propietarios del terreno, en los que no se encuentra ningún otro negocio y van a hacer del centro de lavado la vía principal de explotación del solar. Este perfil, desde mi punto de vista debería ser más exigente con el terreno y no irse a períodos de retorno de la inversión más allá de los 5 años.

Emprendedor que alquila el terreno y que va a hacer de este negocio su principal vía de ingresos. Este es el perfil que debe ser más prudente a la hora de apostar por este negocio. Yo veo interesantes los centros de lavado capaces de retornar la inversión entre el tercer y quinto año y no invertiría en un terreno en el que el propietario no me ofrezca un contrato de alquiler con una duración de un plazo al menos dos o tres veces superior a los años en los que tengo previsto retornar mi inversión. Aquí siempre hay excepciones, pero como tales hay que tratarlas.

Os hago una observación, para nada el retorno de la inversión tiene por qué coincidir con el plazo de amortización de un hipotético préstamo bancario, de hecho siempre recomiendo que en caso de necesitar financiación bancaria, se plantee el plazo más largo aceptado por entidad financiera, pues siempre es más sencillo acortar los plazos de un préstamo para ahorrarnos los intereses, en caso de que el negocio genere tesorería sobrada para ello, que ir al banco a pedir que nos amplíen el plazo porque el negocio no da tanto queríamos y cuesta pagar la mensualidad al banco.

¿Cuándo consideraremos que hemos recuperado la inversión entonces?, pues cuando el flujo de caja (o cash flow) generado en el acumulado de los años sea superior a la inversión realizada. Esto puede ocurrir en el tercer año, y haber solicitado un préstamo a siete por ejemplo, pero en ese momento, ya seríamos capaces de devolver todo el dinero al banco o a nuestra cuenta si lo hemos puesto de nuestros ahorros.

La inversión en un centro de lavado sigue viva y dando rentabilidad durante 15 o 20 años, si el propietario ha cuidado el centro y las máquinas de lavado, así que financiaciones a 7 años, no son una locura.

Estos temas de números (y normas contables y fiscales), lo cierto es que son un poco farragosos y se ven mejor en un excel bien explicado que en un texto, por lo que si alguno de vosotros tiene interés en ampliar información sobre estos conceptos, puede escribirme un mensaje y yo desde mi humilde conocimiento, le transmito lo que sé.

Cada semana te cuento cosas del negocio de lavado de coches, hasta pronto!